Buscar este blog

Cargando...

miércoles, 14 de marzo de 2012

Centros de rehabilitación para personas con discapacidad: monopolios, abusos y estafas

Hay un concepto social que está muy arraigado en el imaginario de los individuos en general, quien posee un centro de rehabilitación sugiere que realiza una "obra de caridad" y no refleja lo que realmente pasa: ganan mucho, demasiado dinero con la atención a las personas con discapacidad. Un equivalente es quien posee un hogar de ancianos, centros de día, etc.
Tengamos en cuenta que sólo existen pocos centros de tratamiento y rehabilitación para personas con discapacidad, pocas obras sociales poseen sus propias instalaciones salvo el sector encargado de los problemas motrices y neurológicos. 
Cuando la rehabilitación necesaria para desarrollar una vida plena en la sociedad requiere no sólo de un aspecto sanitario sino educacional también y son pocas las personas que utilizarían ese servicio, la estructura de las instituciones sindicales y públicas se vuelven insuficientes o no se encuentran contempladas en el presupuesto.
Entonces encontramos centros de rehabilitación en el sector privado , como por ejemplo en el caso de la baja visión que sólo hay uno (el de Fabiana Mon, llamado Grupo CRE), donde en su carácter de capital particular puede decidir qué chicos atiende o con cuál obra social trabaja. En el caso particular de esta profesora, sólo trabaja con obras sociales sindicales y prepagas, al intentar ingresar con Pro Fe (todos sabemos que es la obra social de la discapacidad) tiene requisitos bastante ilegales y fraudulentos, por ejemplo, un afiliado de Pro Fe debe llevar su propia resma de papel, un tonner nuevo, cuatro CD regrabables (que nunca usan), un pen drive nuevo (no se aceptan los usados por los padres, tíos, abuelos, etc.), la maestra integradora no adapta el material (los materiales tendrían sentido si las ampliaciones las hiciera el centro), no dice qué letra usar, qué contraste necesita, qué marcador o lápiz es mejor y lo más grave es que para demostrar buena fe, los padres deben abonar $ 200 por mes hasta que Pro Fe les acredite el pago.
¡Qué increíble! Porque tampoco es que uno está disconforme con su metodología y puede elegir a otro prestador ¡es la única en baja visión!, las obras sociales no tienen más alternativa que pagarle porque es obligatorio para ellos brindarle lo necesario a su paciente. Como Fabiana Mon lo sabe, puede hacer lo que quiera tanto con las obras sociales como con los pacientes.
Ella no aclara a las familias que no es obligatorio estar integrado, que es un derecho.
Es cierto que, en los casos que su Instituto cobre lo que ella dispone sin tener que darle demasiadas explicaciones a Ministerio de Salud, hacen un trabajo de mediar entre las familias y las "escuelas comunes", donde la maestra integradora le explicaría a la maestra del aula qué cosas puede o no hacer el alumno.
En mi caso particular, el grupo CRE intentaba limitar a mi hijo y fue la "escuela común" quien lo incentivó. El discurso era referente a los mapas, la integración decía que no tenía sentido hacerlos con detalles porque no los llegaba a ver. Cosa que no es cierto.
El tema de la discapacidad es delicado, tenemos que tener en cuenta que si bien varias personas pueden tener la misma patología, no se les manifiesta del mismo modo y si el centro terapéutico no tiene ganas o voluntad de trabajar en el caso particular, todo se vuelve engorroso.
Este tipo de centros deberían tener una regulación como tienen las tabacaleras, los servicios públicos en manos privadas, las petroleras, los medios de transporte y todos los monopolios que rigen en el mundo, ya que si no se tiene la alternativa de prescindir de ellos y es sumamente necesarios sus servicios, deberían obligar a este sector a aceptar todas las obras sociales (en especial Pro Fe) y hacerles dar cuenta que no están haciendo una obra de caridad y no actúan de buena fe porque si no, no pedirían una especie de "seguro contra Pro Fe".
Confío que la sociedad va a poder sancionar estas actitudes monopólicas, abusivas y estafadoras.

domingo, 8 de enero de 2012

Semanario "La opinión" defendiendo a la empresa Chevallier contra los discapacitados... Una vergüenza...

Buscando en Google cómo era la política de la empresa Chevallier para conseguir pasajes aplicando la ley de gratuidad para las personas con discapacidad, me encontré con un artículo del semanario "La Opinión" que hace una defensa a las empresas de transporte en particular a la mencionada.
No podía creer mientras leía, adjunto el link y una copia del texto para que lo aprecien ustedes mismos: 
http://www.laopinionsemanario.com.ar/archivo/en-chevallier-se-solicitan-por-mes-60-boletos:3120.html

Ahora el texto:



En Chevallier se solicitan por mes 60 boletos para discapacitados

31/12/1969 21:00Hs.Las personas con discapacidad pueden obtener pasajes sin cargo, en todas las empresas de larga distancia del país, con la simple presentación de la documentación que exige la Ley 26.028. A este beneficio pueden acceder todos aquellos que hayan gestionado el carnet que certifica la discapacidad y que es requerido en las ventanillas cuando se solicita el pasaje.
Pero, existen pasos que se deben cumplimentar porque la entrega de los pases no es inmediata y depende de la disponibilidad en cada uno de los servicios.
En el caso puntual de nuestra ciudad, el mayor porcentaje de solicitudes lo recibe la empresa Chevallier a través de su oficina en la Terminal de micros. Mensualmente, se otorgan entre 60 y 70 pases sin cargo, a personas que solicitan viajes a distintos puntos del país, pero el destino que más se solicita es el de Capital Federal.
Este año, una nueva reglamentación limitó la cantidad de personas discapacitadas que pueden viajar en un mismo ómnibus. Uno de los artículos del decreto 118/06 expresa que “para cada servicio, la obligación de transporte se limitará a una plaza para discapacitado y una para su acompañante, si el servicio cuenta con hasta cincuenta y cuatro asientos y de dos plazas para discapacitados y su acompañante si la capacidad fuera mayor”. Con anterioridad, los pases se otorgaban de manera ilimitada siempre y cuando se respetara el tiempo de gestión de las solicitudes.
Con esta nueva disposición, el problema se presenta cuando un mismo horario de viaje es requerido por más de una persona. Para evitar contratiempos, se aconseja que los trámites se efectúen con 72 horas de anticipación o más, para que la empresa pueda ofrecer otros servicios si es que el cupo está completo. En el caso puntual de San Pedro, todos los pedidos se envían diariamente a la sede de la empresa en Capital y es desde ese lugar donde se liberan los pasajes sin costo. Pero, puede pasar que para ese mismo coche ya se hayan presentado solicitudes de otras ciudades. Por ejemplo, desde San Nicolás, Ramallo o Baradero y la prioridad la tendrá quien cumplimentó primero con todos los requisitos.
“Yo le recomiendo a la gente que si tiene tomado un turno con antelación, que ni bien lo tenga, pida el pasaje, nosotros lo mandamos a Buenos Aires para gestionarlo con tiempo. Quiero que entienda la gente que esto es una norma y lo único que hacemos es mandarlo a Buenos Aires y cumplir con el requerimiento”, explicó Miguel Rodríguez, a cargo de la oficina de Chevallier en nuestra ciudad.
La ley no menciona que se deba requerir al pasajero los motivos por los cuales viaja. Aunque un porcentaje considerable lo hace para cumplir consultas médicas programadas, también están aquellos que solicitan diversos destinos para poder pasear y descansar. “Lamentablemente nosotros notamos acá, y la empresa ha detectado, que muchos servicios no se utilizan para el fin que tendría que ser cuando son turnos o consultas médicas. Nosotros tenemos casos de gente que ha viajado a Termas de Río Hondo con una semana de estadía, a Carlos Paz; considero que son viajes de placer. Hay gente que va a Buenos Aires que tiene un comercio y que va a hacer compras”, comentó Rodríguez.
Lo lamentable de estos casos son los “vivos” de siempre que están expectantes de las oportunidades y que no tienen reparos de lucrar con este tipo de beneficios. En la terminal local, la empresa Chevallier ha podido identificar a más de una persona que intentaba abordar un micro con boletos de discapacitados. Luego de una investigación se pudo determinar que los pasajes sin costo habían sido transferidos, pese a que la ley claramente prohibe este tipo de prácticas.

Documentación
Para tramitar un asiento sin costo, el solicitante, deberá presentar el certificado de discapacidad otorgado por una institución pública, fotocopia de su documento y de la persona que lo acompañará, si es que lo requiere. El plazo no debe ser menor a las 72 horas y se aconseja en los casos puntuales de turnos médicos, gestionar con la debida anticipación para obtener el boleto el día que se requiere. “A la gente que tiene un turno ya solicitado con antelación le recomiendo que venga con tiempo, entonces no va a tener ningún tipo de problema”, aclaró Rodríguez, aunque en algunos casos por gestiones personales ha podido conseguir mas de un pase por servicio. “A veces podemos gestionar ante la gerencia algún boleto mas porque sabemos lo difícil que es conseguir turnos médicos; mas de una vez hemos hecho viajar hasta 4 pases por coche. Nosotros cumplimos con las normas de acuerdo a lo que dice la ley y a como se maneja la empresa; lamentablemente cuando no hay cupo, no podemos hacer nada”, sostuvo.
Verónica
La gratuidad de los pasajes son para las personas con discapacidad ya que las empresas reciben subsidios millonarios por el otorgamiento de los mismos. Las personas con discapacidad son privadas de su derecho al trabajo y de ahí se desprende que el Estado Nacional debe velar por su derecho básico a una vida digna y eso incluye descanso, una persona que es intervenida quirúrgicamente múltiples veces al año debe descansar. Las empresas, y más Chevallier, quieren quedarse con el subsidio.
07-01
2012
11:26
mahia lujan
Si e viajado antes estando bien.....pero no en este estado, si bien me gustaria,mas me gustaria que no fuese tan dificil el tramite.
27-05
2011
19:42

Como verán, sólo una persona hizo un comentario decente sobre el tema.

La empresa Chevallier ¿cumple con la normativa del 4% de cupo de empleo para personas con discapacidad? ¿Tiene un sector de responsabilidad social donde le devuelve a la sociedad el ingreso exagerado por rutas concedidas? ¿Por qué la CNRT no aplica las sanciones ni le deriva a las personas con discapacidad para que les otorgue las plazas correspondientes?
Es así, si una persona con discapacidad va a hacer un reclamo a la CNRT, ellos nunca le envían la notificación de solicitud de plazas y posterior sanción ¿por qué esta empresa de transporte identificada por la Defensoría del Pueblo no puede ser tocada junto con General Urquiza?
Es terrible encontrarse con gente que, además, apoya la postura de las empresas de transporte sin preguntar qué hacen con los subsidios millonarios.
En caso de ser cierto, que otorguen entre 60 y 70 plazas mensuales ¿de cuánto dinero estamos hablando? Considerando el costo promedio de un viaje en $400 serían sólo entre $24000 y $28000 al mes, lo que equivaldría solamente a $288000 o $336000 (dependiendo la cantidad de plazas otorgadas). ¿Qué hacen con el resto del subsidio?  ¿En qué lo aplican?
Es increíble que una persona que es despojada de sus derechos básicos como es el trabajo, tenga que justificar su viaje. ¿No es un derecho la recreación? ¿Para qué está diseñado entonces el sector del Ministerio de Desarrollo Social que ampara para toda la población, discapacitada o no, tal derecho?
¿Los discapacitados no tenemos derecho a nada? ¿Tenemos que quedarnos encerrados en casa viviendo de la limosna de quien quiera proveerla? 
Nadie, absolutamente nadie, cumple la normativa del 4% de cupo de puestos de trabajo y tampoco pagan las multas correspondientes. Si las empresas y el gobierno tuvieran el porcentaje cubierto, no habría personas discapacitadas desempleadas.
En indignante que una publicación se atreva a tal atrocidad, el semanario "La Opinión" ¿cumple con el cupo de personas con discapacidad en su staff?
Evidentemente la empresa Chevallier tiene demasiados contactos o protectores ya que parece casi intocable. 
La Defensoría del Pueblo dicta resoluciones que quedan en la nada y no se trata de la negativa del organismo en dar soluciones sino en las trabas que el resto les ponen.
Mi pregunta es la siguiente ¿a la sociedad realmente le molestan tanto los discapacitados que hay que dejarlos de lado, humillarlos, hacerlos pedir por favor sus derechos más básico y fundamentales?
¿Piensan realmente que los discapacitados no preferirían tener un trabajo como el de cualquier otro y poder pagar sus boletas y pasajes de forma igualitaria?
¿Piensan que una persona con discapacidad tiene la capacidad económica para afrontar gastos médicos que hasta la misma presidente con su política de marginar dijo en un discurso público que es imposible de llevar adelante?
¿Puede la sociedad entender que una persona con discapacidad no está feliz en su situación y que trata por todos los medios de salir de ella? ¿Qué hace pensar a la sociedad que una persona discapacitada es feliz con $1000, pasaje gratis y $150 de ticket canasta?
Uno no elige ser discapacitado, pero puede elegir ser buena persona o no. Las empresas de transporte están dirigidas por gente que no tiene sentimientos o tiene demasiada plata y poder como para que no le toque de cerca la necesidad ajena.
Sólo espero que en algún momento pueda llegar la igualdad.

jueves, 8 de diciembre de 2011

COPIDIS: más discriminación, abuso y maltrato a los discapacitados.

Estimados lectores, todos ya saben que mi propósito principal es difundir la realidad de la persona con discapacidad lejos de las presiones políticas, ya que con ninguna comulgo.
Es de público conocimiento, y sólo lo traigo a colación para hacer un poco de memoria, cuando Macri ganó las elecciones por la jefatura porteña junto a Gabriela Michetti se lo vio festejando y bailando con ella.
La ex vicejefa de gobierno, en un gesto solidario, trasladó la COPIDIS para que quedara a cargo de la vicejefatura. En teoría la idea era hacer cumplir todas las normativas que imponen la ley, como la del 4% de puestos y el empleo público. Está de más decir que nada cumplió.
No se conformó con eso sino que a mediados de su mandato se postuló para el congreso nacional dejando la COPIDIS en tierra de nadie.
Ahora depende de la Jefatura de Gabinete, Secretaría de Inclusión y Derechos Humanos.
Como introducción vemos que en la presentación, la página del Gobierno nos dice que COPIDIS es:



Información institucional

La Comisión para la Plena Participación e Inclusión de las Personas con Discapacidad (COPIDIS), dependiente de la Secretaría de Inclusión y Derechos Humanos de la Jefatura de Gabinete de Ministros, tiene como objetivo primordial la promoción de los derechos y obligaciones de las personas con discapacidad en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, entendiendo por tales a quienes padecen alteración, parcial o total, y/o limitación funcional, permanente o transitoria, física, mental o sensorial, que en relación a su edad y medio social impliquen desventajas considerables en su desarrollo.
COPIDIS es una herramienta para hacer efectivo el reclamo y el cumplimiento de estos derechos, teniendo como ejes fundamentales la participación ciudadana, la equiparación de oportunidades, la inclusión social y la integración sin discriminación.
El fin último de sus actividades es el de profundizar los principios y valores de Buenos Aires como ciudad plural y solidaria para situarla a la vanguardia de las capitales accesibles de América Latina.
Esta Comisión fue creada por el Decreto Nº 1393/GCBA/2003 en cumplimiento de la Ley Nº 447/LCBA/2000.
Las funciones de COPIDIS son:
  • Asesorar, supervisar, capacitar y difundir, en relación a la problemática de las personas con discapacidad, la normativa vigente y las acciones de capacitación, difusión e integración laboral en el ámbito del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
  • Proponer políticas de acción dentro del Gobierno de la Ciudad que impulsen la participación de las personas con discapacidad y de las organizaciones de la sociedad civil que promuevan sus derechos, en temáticas vinculadas a la salud, educación, recreación y planeamiento urbano.
  • Interactuar con las distintas áreas de gobierno responsables de la aplicación y ejecución de políticas públicas sobre discapacidad, ya sea en el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires o en el ámbito nacional o con administraciones provinciales o municipales.
  • Proponer iniciativas legislativas que apunten a la equiparación de oportunidades y a la ciudadanía integral de las personas con discapacidad.
  • Celebrar convenios de colaboración y asesoramiento con entidades y organismos.
  • Participar en la elaboración de los programas de capacitación, información, sensibilización y motivación comunitaria.
  • Implementar un registro de denuncias sobre el incumplimiento de cualquier norma vigente sobre discapacidad en la Ciudad de Buenos Aires.
  • Implementar un registro de organismos y entidades públicas y privadas que se ocupen de la temática de la discapacidad.
  • Informar y asesorar al Jefe de Gobierno sobre las acciones que se llevaron a cabo en ámbitos públicos y privados sobre temas de discapacidad.
  • Evaluar el cumplimiento de las acciones realizadas en cada área del Gobierno de la Ciudad sobre esta temática.
  • Sostener vínculos operativos con las distintas áreas de las administraciones del sector público y privado que permitan cumplir con los objetivos de la Comisión.

Uno lo lee y se queda asombrado, maravillado. Quiere salir corriendo y pedir ayuda, reclamar lo justo y hasta piensa que lo van a escuchar y todo.
Bueno, la COPIDIS también tiene una bolsa de trabajo, uno se anota personalmente (llevando DNI y certificado de discapacidad -original y fotocopia) o vía web. 
Con esto ocurrió algo singular, me comentaron que estaban llamando a todas las personas inscriptas en la base de datos, que estaban queriendo cumplir la ley. Entonces me anoté (yo siempre intento todo), ¡me llamaron! (En realidad me mandaron un mail) diciendo que estaba convocada a un concurso por un puesto de telefonista en el Hospital Gutiérrez, que tenía que presentarme con copia de DNI, certificado de discapacidad y una nota de mi médico que me autorizara a trabajar en el ámbito de la salud.
Acudí con todo eso, cuando llegué eramos veinticinco ¡y éramos la segunda tanda!
Buenísimo, dije, acá es la pre selección, no me imagino que manden a cincuenta personas al hospital para un único puesto.
Pero obviamente me equivoqué, todas las personas fuimos enviadas al hospital (el lunes siguiente) donde la señora de administración, que nos hacía la entrevista, no salía de su asombro al ver que por un único puesto habían mandado tantas personas.
Es así, fuimos cincuenta, perdimos toda la mañana (cierto que los discapacitados no tenemos nada que hacer y además viajamos gratis), gastamos fortuna en fotocopias (había que dejar cuatro juegos de currículums que la señora nos dijo que pasáramos a retirar de no quedar seleccionados. Ante tanta concurrencia, dijo que quien saliera ganador del concurso recibiría el llamado a principios de diciembre y luego, iba a ir llamando de a poco al resto.
¿Esa es forma de tratar a una persona? Y digo a una persona, discapacitada o no, cuando uno responde a una convocatoria en un diario, el primer día son un montón, pero a la segunda entrevista sólo van unos pocos. ¿No tenemos los mismos derechos los discapacitados?
¡Qué increíble! Me sentí tan maltratada...
Obviamente puestos políticos tienen para tirar a la marchanta, entran a cualquier dependencia sin tener el conocimiento en el área, se acomodan, se quedan y después la estabilidad del empleado público.
No hay tantos discapacitados como para que los partidos políticos y los gremios se vean amenazados por una avalancha de puestos legales.
O si no señores, sean más inteligentes y propongan que se respete la ley, con eso, nadie va a protestar.
Lo triste es que a nadie le importa, si cobramos $1000 de pensión y viajamos gratis en colectivo.
Tenemos dignidad y tanto o más estudios que muchos de los "normales", que son discapacitados de alma y tolerancia.
La COPIDIS es una fachada para poner más puestos de acomodo. Es una vergüenza el trato de los empleados cuando uno va a recurrir a ese lugar, que en teoría hacen valer nuestros derechos.
Para la primer entrevista fuimos citados a las 12 hs y terminamos aproximadamente a las 16 hs sólo para que nos dieran un papel con la dirección del hospital y una lista de copias que debíamos llevar ¿por qué no lo repartieron en la entrada?
Pero bueno, así estamos, y como nadie se junta y protesta. Así nos vamos a quedar. Hay que unirse y reclamar, de forma organizada.
Hay que exigir respeto e igualdad, según Dios todos somos iguales ¿qué es eso de capacidades diferentes?
Bueno, resumiendo, COPIDIS sigue siendo la pantalla de Macri y todos los gobiernos para creer que hacen algo. Darle trabajo a un discapacitado no es caridad cristiana señor, es cumplir la ley.

sábado, 3 de diciembre de 2011

Día internacional de la persona con discapacidad

Lógicamente no podía dejar de escribir sobre un día como el 3 de diciembre, declarado como el "Día internacional de la persona con discapacidad".
Para ello me dispuse a leer información. Fue designado por las "Naciones Unidas por los impedidos" (hasta un sector a parte nos corresponde de las Naciones Unidas, ¡vaya igualdad!) para el mejoramiento de la situación de las personas con discapacidad y me surge la primer pregunta, si los discapacitados tienen un día que los conmemora ¿de qué forma ésto mejora su situación? Entonces las Naciones Unidas responde que se trata de lograr que el resto de la población tome conciencia de la existencia y las necesidades de los "impedidos" (hermosa palabra decidieron usar). Me suena válido y entonces digo ¿hay igualdad? ¿Se toma conciencia de las necesidades de recibir respeto y buen trato cotidiano?
No, bueno, en realidad no creo que hayan tenido la idea que aspiremos a tanto ¡si podemos hacer deportes y cobrar $1000! ¡Ah! Pero no se olviden del pase de transporte. ¿Encima queremos que se nos trate bien? Bueno, creo que los discapacitados pedimos demasiado. ¿Trabajo digno? Bueno, eso no está designado para nosotros. Igual, creo que la visión general de la situación del discapacitado o impedido de las Naciones Unidas es: ¡Fijensé que al menos no están en Esparta así que se salvaron de que se los tire en un pozo! Entonces no presionen con ser iguales al resto... Bueno, les damos un día para que se sientan especiales.
Otra cosa ¿cómo se logra incrementar la integración con la sociedad gracias a un día festivo? Bueno, tienen razón, yo sigo pensando que integración es igualdad y no, integración es ser parte de algo. Desde ese punto, nos permiten ser parte del sector marginal ¡Gracias querida sociedad!
La gente piensa que es pintoresco decirle al discapacitado: "Hola, feliz día del discapacitado" como cuando uno saluda a su amigo médico o canillita en su día. ¿Realmente entienden la connotación que tiene ese saludo? Esa persona tiene una enfermedad o condición particular por la que la discriminan y maltratan a diario y sin reparo, o le tienen lástima y se alejan (no sea cosa que exista la posibilidad de contagio y tengan que formar parte de nuestro grupo, que miran desde la vereda de enfrente) ¿no les suena un poco a burla festejar un día por su condición? Ni que fuera su cumpleaños o un mérito obtenido el ser discapacitado.
Por favor señores de la sociedad, no nos quieran tanto, no nos regalen sus limosnas y sobras, no festejen un día porque nosotros tenemos esa "condición" y ustedes no.
Basta de falsedad e hipocrecía ¿quieren hacer algo para la persona impedida? Dejen de tratarla como tal y hagan algo nuevo y revolucionario: ¡PROCLAMEN LA IGUALDAD!

jueves, 1 de diciembre de 2011

CNRT y Empresas de transporte

Si tienen alguna discapacidad que no sea tan notoria, les habrá sucedido seguramente que el señor chofer del colectivo los miró despectivamente, como si estuviera haciéndoles un favor al no cobrar el boleto, les revisó el pase de arriba abajo, como si supiera y conociera en exactitud la ley de discapacidad y su reglamentación para el transporte; al no poder probar la falsedad del carnet, hace un bufido, levanta sus hombros con aparente resignación, y luego dice "y bueno... Subí".
Quizás la equivocada soy yo, y este pobre hombre se ve perjudicado en sus acciones a la hora de dejar subir gratis a un discapacitado, quizás lo sancionan con una multa y termina perdiendo sus ingresos.
Pero sabemos que ese no es el caso, simplemente el imaginario colectivo implantó en el ser social la idea que el hecho de viajar gratis viene relacionado con la falta de voluntad por trabajar.
¿Estas personas o la sociedad en sí sabe que los discapacitados son rechazados una y otra vez al presentarse en los puestos de trabajo, no por falta de mérito, sino por un asunto de salud? ¿Saben que los organismos como COPIDIS, CONADIS, INADI, etc. que se presentan como grandes defensores de la igualdad son el motor que asentúa la discriminación y el maltrato? Haré una breve referencia porque será un tema tratado en otro artículo, la COPIDIS es la Comisión que asegura la plena incerción en la sociedad de una persona con discapacidad para lo que tiene una base de datos, está de más decir que no presentan nunca una propuesta laboral y, cuando lo hacen, mandan a la entrevista a 40 postulantes para 1 puesto sin hacer filtro alguno.
Volviendo al tema del transporte, ya demostré que es imposible insertarse en el ambito laboral (hablo de la mayoría sin contactos ni suerte), por lo que uno debe solicitar la pensión (los discapacitados tenemos la mala costumbre de comer) que es de $970.- al momento, con eso hay que mantener una casa e hijos ¡imaginensé! La canasta básica hace un año era de $1800, increíble.
Entonces el Estado te provee de un pase para poder movilizarte gratuitamente y poder llegar a los centros asistenciales, a diferencia de quien goza de excelente salud, la persona con discapacidad necesita varios y diferentes apoyos terapéuticos (en otra entrada vamos a hablar de Obras Sociales).
También está bueno que después de ser agredido y maltratado todo el año, sin contar lo que viene en sí con la enfermedad, el Estado te da la posibilidad de ir a Embalse o Chapadmalal (haciendo 7 horas de cola y te dan el día del viaje cuando ellos quieren, en el peor hotel que se te pueda imaginar, con baño compartido y lo más alejado posible de la pileta, etc) pero luego tenés que ir a Retiro a sacar los pasajes que cuestan, para el primer destino, si viajan 3 personas ida y vuelta son (en función de las tarifas del año pasado) $1800 y al segundo lugar, $1500, recuerden que la pensión es de $970 para comer, remedios, ropa, elementos de higiene, alquiler, etc. Como la ley entiende la desigualdad de oportunidades le da un subsidio millonario a las empresas de micros de larga distancia (como a las de media y a las de corta - los colectivos comunes) y las personas con discapacidad pueden acceder a su pasaje 48 hs antes del viaje y de forma completamente gratuita. 
Bueno, ir a Retiro es una desgracia, las empresas dispusieron de ventanillas identificadas para discapacitados ¿eso es igualdad? Cuando uno llega a solicitar su pasaje le informan que debe hacerlo con 30 días de anticipación ¿la ley dice eso? y que queda sujeto a que alguien no llegue antes porque sólo se dan 2 pasajes por micro ¿pero reciben todos los millones del subsidio, que según mi matemática básica es un poco bastante más que dos butacas por servicio? ¿Y cuando los discapacitados no viajan? ¿Las empresas le devuelven al Estado la plata del subsidio o la utilizan para mantener sus coches funcionando? 
Entonces nos encontramos con que somos una excusa para que grandes empresarios, Macri entre ellos con su grupo Plaza pioneros en el desprecio y maltrato a las personas con discapacidad. ¡Claro! No servimos a su empresa llamada "Gobierno de la Ciudad" ya están ubicados todos sus amiguitos que siguen aumentando sus sueldos. Y ni hablemos de Cristina, la forma que se llena los bolsillos aceptando cuanto soborno se le ponga sobre la mesa, total no entiende de qué se quejan los discapacitados si les dio una pensión que no es ni la mitad del costo de la canasta básica y les impide acceder a una jubilación digna pero todos sabemos que el Anses es la caja chica personal de la presidente, señora, la palabra presidenta no existe...
Pero lo irónico es que el resto de la sociedad aún sigue pensando que los discapacitados viven una gran vida "de arriba" y no es así, no tienen la posibilidad de hacer valer algunos de sus derechos y el resto de la sociedad los castiga por ser discapacitados. 
Es conocido por todos cuando uno sube al colectivo con un pase de discapacidad no hay un sólo alma que se levante a dar el asiento, y si uno lo pide, tiene que aguantar los comentarios despectivos todo el trayecto. Ni se espera que el chofer haga valer la ley que otorga asientos para discapacidad (en el caso que la buena educación no llegue al alcance de todos).
Solidaridad es lo que le falta a este país, y tiene todo soluciones tan fáciles. Pero el egoísmo es mayor y a nadie le importa el otro. Como diría Sui Generis "Dios es empleado en un mostrador, da para recibir. ¿Quién me dará un crédito, mi señor, sólo sé sonreir?"
Volviendo al egoísmo, Tinelli es un tipo que gana millones basándose en la desgracia y necesidad ajena, "Bailando por un sueño", ese sueño es la necesidad desesperada de un sector que él utiliza para que su vanidad de buen ser social no se vea atacada, haciéndose el humanitario en vez de usar su poder para realizar cambios que realmente modifiquen la realidad de la sociedad menos afortunada, invierte $500000 para ganar millones y millones y después con la conciencia tranquila se va de vacaciones a disfrutar lo que ganó a costa de la miseria social. 
Por favor, hay que dejar de pelearse pobres contra pobres, tenemos que unirnos para quitarnos la bota autoritaria de quienes manejan los hilos de este país, tenemos que exigir lo que es nuestro. Lo que nos corresponde. Respeto, dignidad, igualdad, solidaridad. 

jueves, 27 de octubre de 2011

Baja visión: un negocio lucrativo

Todos sabemos que el hecho de tener "necesidades especiales" desemboca en requerir tratamientos singulares donde unos pocos logran especializarse, eso determina que las personas capaces de proveer un servicio acorde a la necesidad puntual de cada caso sea un grupo reducido.
Con eso podemos ver que en determinados casos, como la baja visión, se puede recurrir solamente a uno o dos lugares y eso hace que quienes brindan el apoyo terapéutico no sólo cobren lo que se les ocurra sino que no brindan el servicio necesario para que quien lo solicita logre una plena inserción social.
Lógicamente a quienes uno puede llegar a recurrir en pos de realizar un reclamo, nada pueden hacer ya que no existe una oferta para que estos "profesionales" se molesten en hacer lo que corresponde.
Poco se sabe de la discapacidad y es un tema que no gusta. Entonces quienes se dedican a "brindar servicios" tienen la desinformación y el miedo de su lado. Te hacen creer "que ellos se ocuparán de todo".
Está de más decir que se debe cobrar por el trabajo realizado, pero debe ser acorde a la calidad del servicio y, por otro lado, los trabajadores en prestaciones para discapacidad ¿cómo puede ser que se nieguen a trabajar con Pro Fe? Es la única cobertura que tiene una persona a quien le quitaron el derecho más básico que es a trabajar y encima le niegan las atenciones que requieren y no porque Pro Fe no quiera cubrirlas sino porque los prestadores, al menos en baja visión, necesitan cobrar más de lo que corresponde. No les importa más que ganar su dinero excesivo mes a mes.
Lógicamente, si el servicio fuera realmente bueno, uno pagaría cualquier cosa por que ayuden a su hijo. Pero en mi caso particular, se negaban hasta adaptarle el material y al momento de decidir qué lápiz o marcador usar, trataron a mi nene de mentiroso por decir que no lo llegaba a ver.
Por Dios, la gente que padece Baja Visión no sólo está a merced de su patología, sino que además, en manos de gente que no tiene otro interés más que lucrar con las necesidades de nenes con necesidades especiales.
Es vergonzoso que gente como ella y sus empleados vayan internacionalmente dando cátedra de cómo atender a niños en determinadas condiciones y lo peor es que ella cree su propia mentira.
Pero bueno, es así, la discapacidad es un gran negocio ya que los padres no pueden negarle asistencia a sus chicos y en la desesperación son capaces de perder hasta el alma con tal que sus hijos no queden desamparados.
Para los profesionales eso no es más que un negocio y si la criatura o sus padres no tienen la posición o la cobertura que les satisface, no es que los dejan fuera de su institución, hacen algo peor que es darles una mala atención.
Sé que este artículo va a tocar la moral de todos los que tienen actitudes lucrativas, o sea, instituciones, corporaciones y hasta el mismo estado, que pudiendo remediar tamaña situación, hace la vista gorda e ignora.
Todos van a decir que miento y harán una lista de cosas que hacen en pos de los discapacitados, pero ellos y yo sabemos que es mentira. Ellos ayudan a los nenes discapacitados que tienen OSDE o cualquier obra social a la que puedan facturarle fortunas y no sólo eso, sino que también exigen materiales por un valor de $600 aproximadamente, a pesar que los sistemas de salud lo incluyen en la factura.
¡Qué buen negocio Profesores de Educación Especial! ¡Qué bueno que con la necesidad de los niños estén haciendo su fortuna!
Sólo resta decir y volver a repetir que la maestra integradora en baja visión no es obligatoria, es un derecho. Por otro lado, si tienen que recurrir a una institución, que sea a la Escuela Nº 36 "Estrada" en Capital Federal o a cualquiera en Provincia, los docentes de esa escuela quedan fuera de cualquier actitud lucrativa, si bien la directora que estaba (al menos hasta abril de este año) tiene una dirección que deja mucho que desear, al menos las maestras son excelentes y ayudan a los nenes.
La obra social puede armar un módulo de integración sin recurrir a maestra integradora, el mismo nene sabe qué herramientas están a su alcance y, fuera de eso, el médico oftalmólogo es quien puede determinar el ambiente para que el nene se desarrolle.
En conclusión, no dejemos que usen a nuestros nenes para llenar las arcas tanto del Estado como de estos profesores que no saben nada de moral y ética.

lunes, 19 de septiembre de 2011

Discapacidad: Un negocio rentable

Es increíble y penoso llegar a la conclusión que la discapacidad es un negocio rentable.
La realidad es que hay una diferencia muy grande entre realizar una tarea para vivir y lucrar con la desesperación y la necesidad de una persona.
¿Dónde radica la línea divisoria? Podemos verla en ejemplos que podrían suceder en la vida cotidiana, como si existieran dos panaderías para abastecer a 100 personas, entenderían su poder y podrían darle el valor que se les diera la gana. Ese es el concepto de poder en el mercado, hay poca oferta y una demanda excesiva de un bien o producto que se considera de necesidad básica. Entonces el Estado regula el precio para que los productores no abusen de su poderío y la gente acceda a obtener el producto.
Con la discapacidad, y me centro en la baja visión, pasa algo por el estilo. El profesorado no tiene una cantidad de alumnos como para generar una oferta de servicio amplia y eso lleva a que se reduzcan a pocas alternativas pero ¿qué pasa con las personas que requieren esa prestación? Se entiende que es de suma necesidad ya que se trata de la herramienta fundamental para la inserción igualitaria de una persona con una "desventaja" en una sociedad que se mueve a un ritmo vertiginoso.
La cuestión es que tenemos pocas ofertas de servicios, malas políticas que regulan a medias o directamente no lo hacen, pero nadie es capaz de entender que no es posible una integración adecuada sin el trabajo que articule esa tarea.
Hay personas que cuentan con una estructura familiar que permite prescindir de tal requerimiento pero la mayoría debe someterse a tratos desfavorables porque tienen que elegir entre comida o educación.
¿Qué hace el Estado para regularizar esta situación? Si bien se habla de un sistema nomenclador y hay pocas escuelas públicas que sirven para esta causa, no dan abasto en función de la cantidad de población y las diferentes necesidades dentro de una misma discapacidad ¿dónde está la normativa que obliga a los prestadores a dar el servicio? Y no lo digo en el sugiriendo que trabajen ad honorem, sino que el Estado debería garantizar las ganancias de los prestadores otorgándo un sistema donde el Gobierno sea quien se haga cargo de las costas y dejar de lado las Obras Sociales. 
Otra vez interviene Pro Fe ya que no pagan a tiempo, los prestadores se niegan a trabajar con ellos, la persona se queda sin el beneficio y como es estatal no hay a quién reclamar. Es triste, nadie presta atención.
Como es una porción reducida de los votantes tampoco hacen demasiado por atender sus necesidades y si lo hacen, lo ventilan como si fuera caridad.
Estoy cansada de las maniobras abusivas del Estado que confabula con los prestadores monopólicos a costas de la salud y el bienestar de los más necesitados.